sábado, 12 de abril de 2014

Niñ@ Vs Universitario ¿ Quien es más inteligente ? El título de un post

Cuando descubrí a Gardner, me abrió un mundo de infinitas posibilidades, primero hacia el concepto de inteligencia, siempre he creído que todos tenemos algo especial, lo he creído desde que yo era pequeña y no sacaba en todo sobresalientes, pero jamás he despreciado otras notas. No me he juntado solamente con la gente que solamente sacaba sobresalientes. Creo que en la capacidad de entender las diferencias y sus conexiones hay una parte excepcional del secreto vital.

Apliqué a Gardner. Viendo además que me era útil con una niña de altas capacidades. Potencié aquellas inteligencias que en María destacaban , sus intereses. Pero también entendí que los plazos de respuesta de nuestro cerebro a cada inteligencia es diferente.

Por eso cuando hablan  de las medidas a aplicar a los escolares con capacidades diferentes en este caso a los de altas capacidades y hablan de aceleraciones y hablan de adaptaciones curriculares y se sacan de la manga proyectos surrealistas que se plasman en papeles surrealistas, siempre pienso que nadie tiene ni puñetera idea sobre el funcionamiento humano del cerebro, su  capacidad de aprendizaje, su calendario y su aprovechamiento. Que cubren papeles, igual que recetas médicas, pero nadie llega a la profundidad de la atención individualizada.

Nuestras habilidades, pasiones y talentos nunca deberían ser obviados. No solamente en ellos está el secreto de la felicidad, sino el del desarrollo completo.

¿ Alguien en la escuela te preguntó alguna vez sobre las habilidades, pasiones y talentos de tu hijo ? ¿ Alguna vez pudiste contarlos ?

No es que el artículo que presento me parezca fascinante, porque huyo bastante de este tipo de artículo sesgados y que no sé que objetivo persiguen realmente.

Lo que intento aclarar es que el que quiera Pan matemático debe ser atendido de una manera diferente al que quiera Pan lingüistico. ¿ Por qué ?  Porque nuestro cerebro funciona de manera diferente ante los aprendizajes...

Un estudio chulo en ese sentido que aporta algunas ideas diferentes  sobre las mates . Aprovecho para criticar la foto estereotipada del niño con gafas y precisamente estas. Porque independiente de la capacidad intelectual, siguen siendo niños, con lo cual, jamás le pongan unas gafas de adulto, ni para la foto, por favor. Obviamente el título del post, aunque yo lo postee deja mucho que desear para mi punto de vista.

.

Niño Vs. Estudiante universitario, ¿quién es más inteligente?
¿Pueden los niños tienen mayor capacidad para resolver problemas que los jóvenes universitarios? Investigadores de diversas universidades quisieron averiguarlo.

¿Es posible que los niños sean más inteligentes y tengan mayor capacidad para resolver problemas algebraicos básicos que los mayores? Aunque no lo creas, sí, y dos investigaciones diferentes se encargaron de explicar y demostrar este fenómeno.

Si bien cada estudio persiguió una hipótesis distinta, ambos apuntaron a demostrar que los más pequeños de la familia tienen más ventajas en la resolución de problemas. La primera investigación, llevada a cabo en la Universidad de Berkeley en conjunto con los profesionales de la Universidad de Edimburgo, tenía la hipótesis de que los niños en edad preescolar persiguen -de manera instintiva- la lógica Bayesiana, un modelo estadístico que crea inferencias a través del cálculo de la probabilidad de posibles resultados.

Para realizar este estudio, los investigadores observaron cómo 106 niños de entre cuatro y cinco años de edad, y 170 jóvenes universitarios se las ingeniaron para hacer funcionar un aparato que se acciona de manera inusual. El ejercicio se dio a través de un juego llamado Blickets, que consistía en colocar diferentes formas hechas de arcilla (como cubos, pirámides y cilindros, entre otras) en una caja con tapa roja, para ver cuál de esas formas -sea de manera individual o combinada- podría iluminar la caja y hacer que esta reprodujera música.

El resultado sorprendió: la diferencia entre los participantes más pequeños y aquellos que están en edad universitaria radicó en la respuesta que pueden dar ante los cambios de la evidencia en las demostraciones, en este caso de las formas de arcilla. Por ejemplo, combinaciones inusuales podían hacer que el dispositivo funcionara, algo que los niños comprendieron enseguida, mientras que los adultos tendieron a enfocarse en cuál de los bloques individuales activaban la caja, incluso estando frente a cambios de la evidencia que mostraban lo contrario.

"Los niños lo entendieron. Ellos comprendieron que la máquina podría funcionar de manera inusual y que entonces deberían poner dos bloques juntos. Pero los estudiantes más brillantes actuaron como si la máquina hubiera seguido la regla más común y obvia, incluso cuando les mostramos que podría funcionar de manera diferente", comentó Alison Gopnik, una de las autoras de la investigación.

A nivel general, este descubrimiento sugiere que la tecnología y la innovación pueden beneficiar el aprendizaje exploratorio y las habilidades para el razonamiento probabilístico que está presente en los niños de forma natural en tiempos en los que muchos de ellos aprenden a usar smartphones y tabletas antes de que puedan atarse los cordones de sus zapatillas.

¿Qué ocurre con la resolución de problemas algebraicos?
En la segunda investigación, realizada por Melissa Kibbe y Lisa Feigenson, de la Escuela de Arte y Ciencias Johns Hopkins de la Universidad de Krieger,
se reveló que la mayoría de los niños de entre cuatro y cinco años pueden resolver álgebra básica de manera natural.

El responsable de que esto sea posible es el Sistema de aproximación numérica, también llamado 'sentido numérico', que representa la capacidad de dimensionar la cantidad de objetos que encuentran a diario en los ambientes en los que se mueven. Las investigadoras se preguntaron si los niños en edad preescolar pueden aprovechar esta capacidad intuitiva para resolver una variable oculta o resolver problemas algebraicos básicos. La respuesta fue que sí, al menos en el ejercicio que llevaron adelante con la investigación.

Para realizar el estudio se recurrió a dos animales de peluche: Gator y Cheetah, y a 'copas mágicas' llenas de botones, zapatos de muñeca y centavos. Los niños se sentaron de forma individual con un examinador que les presentó a los personajes, los cuales tenían una copa llena de una cantidad desconocida de objetos.

Luego, se les dijo a los chicos que cada una de las copas añadiría -de forma 'mágica'- objetos a un montón que se encontraba sobre una mesa. Pero los niños no tenían permitido ver el número de objetos que contenía cada copa, sino que sólo tenían a la vista la pila de la mesa a la que se sumarían, por lo que debían estimar aproximadamente cuántos objetos contenía cada una de las copas de Gator y Cheetah.

Finalmente, el examinador mezcló las copas y después de mostrarles qué había en una de ellas, les pidió a los niños que lo ayudaran a descubrir a quién correspondía cada una. La mayoría de los chicos pudo responderlo con éxito. Esto reveló que los participantes habían estado resolviendo el problema a partir de la cantidad faltante, siendo ésta la esencia del álgebra básica.

En términos más específicos, cada una de las copas representaba una variable: la copa de Gator era la variable X y la copa de Cheetah era la variable Y. Los resultados mostraron que los niños son buenos resolviendo estos problemas, utilizando el Sistema de aproximación numérica. Sin embargo, la duda se desplazó hacia los estudiantes secundarios y universitarios, quienes parecen tener más problemas para resolver problemas algebraicos.

"Una de las posibilidades es que el álgebra formal se basa en la memorización de fórmulas y símbolos que parecen marear a muchas personas. Entonces, una de las direcciones futuras luego de esta investigación es preguntarse si anoticiar a los docentes de esta habilidad de los niños mucho antes de que les enseñen los símbolos podría ayudar a que los estudiantes aprovechen estas habilidades",comentó Feigenson.

Otros de los resultados indicó que no existe influencia en el modo de resolver estos problemas de álgebra según el género del niño y que más allá de que el Sentido de aproximación numérica esté relacionado a la habilidad en las matemáticas, no significa que un niño que tenga poca precisión en los resultados vaya a tener un mal desempeño en esta materia a futuro.

Es importante que, como padres, procuremos brindarles apoyo y motivación a los hijos para que ejerciten su sentido numérico resolviendo problemas que luego serán introducidos formalmente en el plan educativo de su escuela. Así, el encuentro con las matemáticas no les provocará ningún tipo de miedo.

fuente:http://www.tudiscoverykids.com/padres/articulos/nino-vs-universitario/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada