martes, 13 de noviembre de 2012

profes, papis y mamis de altas capacidades


Estas recomendaciones que voy a dar, no son, ni más ni menos, que algunos de los pasos seguidos por mi desde que empezó mi andadura escolar con las altas capacidades. No tienen mayor intencionalidad que la puesta en común.
Muchas veces oigo a papás y a mamás que los profesores se escudan en la falta de conocimiento. La falta de conocimiento es lo mismo que nos pasa a los papás y a las mamás cuando nos enfrentamos a las altas capacidades.
Nuestros niños no vienen con un manual de instrucciones debajo del brazo ni siquiera cuando nacen, máxime cuando nacen con altas capacidades, máxime cuando son precoces en la manifestación de las mismas.
Si tus sospechas por precocidad se confirman con un Gabinete Privado como fue mi caso, tampoco te dan un manual de instrucciones que vaya a funcionar con tu hij@, te dan un corta pega de algunos libros y bibliografía básica. Si se confirman por parte de los Equipos de Orientación, con muy buena suerte recibirás el informe y con mala, recibirás la teoría de que el informe es secreto. Cuánto menos curioso en la sociedad del siglo XXI en la que los padres formamos o debemos formar parte de la educación de nuestr@s hij@s. Ya sabéis que el informe es un derecho que los padres tenemos a tener en nuestras manos.
Yo comprendo perfectamente al profesor o profesora que me dice, que no ha oído hablar de las altas capacidades, que no se ha enfrentado a ellas. De verdad que lo comprendo, porque no todo el mundo tiene recorrido en la atención a la diversidad. Es lo mismo que si mi niña fuera síndrome de down, lo comprendo, si nunca se ha enfrentado a ello.  Lo que no comprendo es el rechazo a aprender sobre las diferencias.
También comprendo al papá o a la mamá que llegan a una Asociación diciendo : SOCORROOOOOOOOOOOO !!!!!  ¿ Y ahora qué hacemos? Pero, no tiran la toalla...
Por eso la siguiente pregunta en la relación con el profesor o profesora de tu hijo es ¿ te importa que te envíe material? ¿ Te importa que el centro privado que ha emitido el diagnóstico contacte con vosotros? ¿ Te importa que tengamos una reunión con el equipo de orientación? ¿ Te importa que te regale un libro que te da un visión bastante realista de lo que son las altas capacidades? ¿ Te importa que empecemos a rodar en esto junt@s …?
Independientemente del poder de convicción que tenga yo o no y de la capacidad de persistencia en mis intentos, a mi lo que realmente me importa es que a ese profesor o profesora le llegue información sobre altas capacidades y fundamentalmente información que desmitifique el tema y lo clarifique.
Para ello nunca encontré libro mejor para regalar y es el libro de Cooks Feenstra que se llama
El Niño Superdotado. Podrá parecer obsoleto al haber cambiado la terminología de las altas capacidades pero en cuanto a contenidos para mi punto de vista no se encuentra obsoleto en absoluto. Funciona por edades, con lo cual pilla absolutamente toda la escolarización y además está escrito por una mamá.
Te abre los ojos a una dimensión nueva y te da a entender que  te abres a un mundo de niñ@s cargados de problemas a solucionar, sino a un mundo de niñ@s que te pueden solucionar muchos problemas y te pueden estimular y sorprender una clase entera.
Yo creo que no es fácil atender a un niño de altas capacidades. A mi me pasa como madre, continuamente tengo que estar pensando, buscando, creando, estimulando, cambiando, incentivando, alentando, negociando, pactando, acelarando, frenando…Parando cuando quiero continuar, continuando cuando no quiere avanzar…. Exactamente, no es fácil atender a la diversidad, pero existen personas capacitadas que lo convierten en algo fácil. Cuanto más capaces seamos con los más capaces más probabilidades tendremos.
¿ QUÉ ES SER UN BUEN PROFESOR DE ALTAS CAPACIDADES?
Aquel que es capaz de atender al alumno en su individualidad. Cualquier profesor que hoy en día quiera estar capacitado debe estarlo para atender al alumno en su individualidad. Atender a un alumno en su individualidad no significa más pan para los de altas capacidades, o más pan para los de…. Significa interesarse por lo que a él o a ella le interesa, descubrir sus habilidades, sus puntos fuertes y desde ellos trabajar.
Para mi punto de vista no se puede, ni se debe trabajar desde los débiles. Trabajar con niños de altas habilidades no se trata de tener un conjunto de fichas preparadas y cuando acabe la tarea sacar más de los mismo. Eso no enriquece. Enriquece la diversidad, enriquece el alimento de tu yo, enriquece todo aquello en lo que tú te puedas mostrar como lo que realmente eres y quisieras llegar a ser.
Algunos padres protestamos mucho por lo que es el curriculum ordinario, yo también me pongo en pieles de maestros y maestras, que exigen, quieren y necesitan una determinada presentación de acuerdo con una determinada edad, que quieren y exigen una determinada responsabilidad respecto a sus agendas, a su autonomía, a su autodisciplina, a su autoexigencia respecto a los deberes que se les manda a los demás alumnos para clase, a su caligrafía, a su comportamiento y movimiento, a sus faltas a ortografía por falta de observación o de atención. Todos temas debatibles en tutorías y que no deben ser el fundamento de la educación, aunque si que deben ser el formato a estimular si la educación elegida es la reglada.
Llegarán a la Universidad y habrá profesores que los suspendan por faltas de ortografía, yo los conozco. Estudiaran en la Eso y habrá profesores que los supendan por No legible, yo los conozco. Y no precisamente suspendiendo a niñ@s de altas capacidades.
Por todos estos motivos y más la relación sana familia-escuela es imprescindible.
Y si no estás de acuerdo con el proyecto de centro elegido, no lo dudes, cambia de centro. Los centros no solamente se eligen por proximidad a la casa o al centro de trabajo, aunque sea lo que más puntúe. El bienestar emocional de nuestros hij@s no tiene precio.
Los padres y madres de niñ@s y niñas de altas capacidades tenemos la obligación moral de acercarnos a las Ampas de los Centros, a los Consejos Escolares, saber lo que se cuece, estar cerca de los modelos educativos. Tampoco vale decir es que yo no sé. A todo se aprende, aprendiendo, formándote, escuchando voces, haciendo. Solamente nosotros estando cerca tenemos opciones de cambios, de posibilidades, de dejar oir nuestras voces, más de cerca que en las Asociaciones o con el tutor de turno, sino como Centro, como proyecto de centro, como realidad real, más allá de mi hijo y de mi hija porque en nuestros centros hay más niñ@s y niñas de altas capacidades.
Cada uno que lo mueva como quiera, yo he dado aquí una serie de sugerencias, llevadas a mi vida y que hasta la fecha no puedo decir que me hayan ido mal, más bien al contrario, puedo decir que me han ido muy bien.
Somos muchos padres y madres, muchos más que Asociaciones, nuestra voz y nuestro voto tiene mucho que decir. No lo dejemos escapar con las herramientas legales que el Sistema Educativo nos ofrece y que son las Ampas y los Consejos Escolares.

Un gran abrazo. Yoli.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada