miércoles, 9 de enero de 2013

Yo Puedo, Tú puedes.... We can...


¡¡¡¡  Qué me gusta !!!!




Haciendo una reflexión sobre la charla que mantiene Mario Alonso Puig, cuyo verbo fácil siempre me agrada, tanto al escucharlo como al leerlo, me planteo que ha puesto sobre la
mesa todo aquello que nos planteamos cuando decimos
¿ Qué mata la creatividad?

Porque si algo es real, es que nacemos con una capacidad creativa increíble, no hay más que ver a nuestros niños y cómo evolucionan y mirar cómo aquella se va transformando poco a poco.

Es como una llamita que se fuera consumiendo.

Y es que está claro, la losa interna y externa es tan sumamente fuerte, que nos consume.

Lo vemos aquí aplicado al mundo empresarial, cuyo modelo se repite en las escuelas
y si arrastramos un poco más incluso en las familias...

Aquello de la individualidad hasta llega a perderse cuando escuchas la frase:
" ¡ No! Es que yo educo a todos mis hijos por igual. "

Igualemos pues y matemos los pasos hacia adelante...

Querido Mario, de nuevo diste con el dedo en la llaga de todo aquello que colapsa nuestras mentes.

El tunel
La pérdida de las ganas de explorar
El aislamiento
El dejar de hablar
La voz pesimista que no se oye, solo se siente...
No hay salida
La desesperanza
La voz punitiva
No somos merecedores
No perdonar nuestros errores
Ira, resentimiento
La voz sumisa, acomodaticia
El miedo
El mundo incierto
Las personas agujeros negros
Las conversaciones negativas

Me quedo con el final creativo.
"Una acción solamente tiene consecuencias : o consigo algo o aprendo algo"
Yo puedo. Porque solamente el que puede da un paso.

Y me lleva a ligarlo con un libro excelente de Joaquín Lorente que se llama precisamente
Tú PUEDES...
Nuevas ideas para potenciar tu talento...
Libro-taller que recomiendo porque todo empieza por creer en uno mismo.

No hay otra, si quieres hacer algo, trabájate a ti mismo, trabaja tu entorno más cercano, tu familia, tus hij@s, tu familia...aproxímate a la idea de felicidad de Enrique Rojas que reside en la
coherencia, en la lucha por la coherencia. La felicidad es un resultado, es la consecuencia de que se
está de acuerdo con lo que se hace. A pesar de que la vida siempre compleja, dramática a veces, difícil, inesperada, si hay un proyecto, una meta, una dirección, entonces hay una coherencia.
Si hay algo que defina la felicidad es la ilusión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada